2018-06-04 | 18:00 Perros azules
Falsas cadenas virtuales sobre secuestros preocupan a vecinos
Las mismas se viralizan a través de Whatsapp y redes sociales. Pero su veracidad no es acompañada por denuncias oficiales. Desde robo de niños, hasta autos misteriosos que te siguen por la calle. ¿Quién está detrás de estos mensajes, y por qué?.
“X favor ayúden a difundir esta foto, es sobrina de una conocida y se la arrebataron de la mano a su tía en la calle hace una hora, mientras más gente la vea es mejor xq ya saben que las primeras horas son vitales”. El mensaje ingresa a las cuentas de usuarios de Whatsapp de forma masiva. Y se multiplica, gracias al reenvío de la gran mayoría de las personas engañadas por un falso hecho. Y en los grupos de chat de padres de los distintos colegios, este tipo de información constituye un verdadero caldo de cultivo.

El mensaje transcripto se desparramó por toda la Ciudad. Sin embargo, la misma situación ocurrió en otras localidades, otras provincias e incluso, otros países. Pero a nivel local, ninguna autoridad confirma el hecho, y lo desestima al no existir denuncias formales…en ningún lado.

Días pasados, otro mensaje (esta vez, en forma de audio de Whatsapp) tenía como protagonista a una mujer, muy asustada, quien relataba haber sido perseguida por un auto en la Panamericana. Hecho que tampoco pudo ser corroborado.

Autoridades y especialistas coinciden y recomiendan que, ante este tipo de situaciones, no deben viralizarse ni reenviarse estos mensajes: generan pánico en la sociedad, y peor aún, entorpecen la sinvestigaciones de hechos certeros. Por eso, en caso de recibir un mensaje de este tipo, los usuarios deberán asegurarse que existe una denuncia policial al respecto, o bien, se trata de un hecho ocurrido por una persona cercana o un familiar directo.

¿Qué propósito tienen estas cadenas?

Muchas veces las versiones que circulan por WhatsApp no tienen otra finalidad que generar alerta o confusión. Con frecuencia los mensajes logran viralizarse con enorme rapidez. Y es que en general buscan sensibilizar a la gente o apelan a su solidaridad. Por eso la mayoría de los usuarios termina por reenviarlas sin tomarse la molestia de ver si son ciertas. Por eso, hay que tener mucho cuidado con ese tema.

Por otro lado, uno nunca sabe cómo puede afectar a otras personas esa información falsa que uno está contribuyendo a difundir. Si bien es responsable el que manda el mensaje original, la forma se va replicando en forma descontextualizada y hace que mucha gente mayor entre en pánico, como viene sucediendo en la actualidad.

Y por último, aunque no siempre resulta fácil determinar la veracidad de una cadena que nos llega al teléfono, existe una regla sencilla a seguir: lo mismo que con las leyendas urbanas, cuando vienen del tío de un amigo de un compañero de trabajo que nadie sabe cómo se llama.... casi seguro que no son verdad.

Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641