Salud
Dr. Juan Carlos Roma
Hemocromatosis
UNA CONDICIÓN SILENCIOSA
La hemocromatosis o hematocrosis es un exceso de hierro en el cuerpo. Como inicialmente no provoca síntomas especiales, muchas personas padecen la enfermedad sin saberlo. El diagnóstico y el tratamiento precoz son importantes porque pueden evitar complicaciones.

La hemocromatosis puede tener varias causas, por ello se distingue entre la hemocromatosis adquirida y la hemocromatosis hereditaria:

• La hemocromatosis hereditaria (primaria) se debe a una alteración genética. La hemocromatosis hereditaria suele aparecer entre los 30 y 50 años, y afecta diez veces más a los hombres que a las mujeres. En las mujeres la hemocromatosis hereditaria suele aparecer después de la menopausia, es decir, tras terminar la menstruación.
• La hemocromatosis adquirida (secundaria) puede surgir por las transfusiones de sangre y por condiciones médicas preexistentes, como hepatitis B o C, así como por el abuso del alcohol.

Si como resultado de una siderosis se acumula demasiado hierro en el cuerpo, aparecen en seguida síntomas generales como fatiga, debilidad general y malestar, que si no se trata puede tener consecuencias graves, por ejemplo:

• Molestias en las articulaciones (artropatía)
• Diabetes mellitus (diabetes)
• Bazo hinchado
• Cirrosis hepática (en el 90% de los casos) e incluso cáncer de hígado
• Insuficiencia cardiaca
• Arritmias cardíacas

Consulte a su clínico de confianza.
Campana Noticias.com es propiedad de Campana Noticias SRL
Registro de propiedad intelectual Nro. 906641